¿Cómo conseguir que tu módulo sea accesible?

Parte de la ventaja de disponer de un REA como proyecto abierto es que todo el mundo pueda usarlo; por lo tanto, es lógico que sea lo más accesible posible. Accesible no tiene el mismo significado para todos, pero para la finalidad de esta actividad, pensad en algo que pueda ser utilizado por tantas personas como sea posible. Hay que pensar en tres cosas: Tecnología - Presentación - Lenguaje

Tecnología:

  1. ¿La tecnología está al alcance de todos? Por ejemplo, algunos tipos de vídeo (Codecs) sólo funcionan en algunas plataformas y no en otras (WMV funciona en PC de Windows y Windows Phone, pero no siempre en Androids y casi nunca en dispositivos Apple o iOS).
  2. ¿Cómo funcionará el REA si alguien utiliza tecnología auxiliar como amplificadores o lectores de pantalla? Por ejemplo, algunos sitios web han de tener cierto tamaño y si se amplían, el texto no podrá ajustarse o será ilegible. Un lector de pantalla puede leer el «texto alternativo» (ALT TEXT) de cualquier imagen a la persona que acceda a la página. ¿Se han utilizado las etiquetas ALT adecuadas para garantizar que estas personas también puedan acceder al REA?
  3. ¿Vuestra página web o plataforma de aprendizaje es compatible con los estándares de accesibilidad o la habéis creado por vuestra cuenta y podría no funcionar en todos los casos?

Presentación

Muchas personas leen, asimilan o ven mejor la información impresa y en línea cuando se presenta de una forma determinada. Por ejemplo, en general, las personas con dislexia leen mejor los tipos de letra de palo (sin remates ni terminaciones) y les es más fácil procesar un esquema de color negro sobre amarillo. Han de tenerse en cuenta dos cosas:

  1. Presentación original: ¿qué tipos de letra, colores, imágenes y descripciones se han utilizado? ¿El texto está encima de las imágenes o la disposición está desordenada y puede causar molestias en algunos lectores?
  2. Diseño adaptable: en ocasiones, existe la posibilidad de diseñar un documento para que se adapte fácilmente a las necesidades únicas de cada usuario. Esto es aplicable, entre otros, a los documentos creados en Microsoft Office. Por ejemplo, si un documento de texto utiliza «estilos» y cada título se salva en el estilo «Título 1», el usuario tiene la posibilidad de adaptar el estilo al tipo de letra y color que más le convenga y todos los títulos cambiarán.

Idioma

Al principio puede parecer obvio que el idioma utilizado tendrá un efecto en los usuarios del REA. Pero no se trata sólo del idioma sino del lenguaje que se use. A muchas personas les cuesta leer palabras largas o pueden encontrar molestos u ofensivos algunos temas o términos determinados.

 

  • Es mejor evitar tanto las palabras como las frases demasiado largas. Utilizar palabras simples puede marcar una gran diferencia en la forma de acercarse a un REA.

  • Si el REA está diseñado para ser traducido a otros idiomas, es importante pensar en cómo se entenderá en otras lenguas. Por ejemplo, puede ser contraproducente utilizar una jerga particular, términos demasiado coloquiales o frases hechas, como por ejemplo el dicho «más vale pájaro en mano que ciento volando» (que un hispanohablante entiende pero que un hablante de una lengua extranjera podría malinterpretar). Igualmente, ciertas palabras o frases que se consideran informales en algunos países podrían ser términos malsonantes u ofensivos en otras latitudes.

  • Cada cultura tiene su manera de enfocar una situación determinada. Es importante no utilizar ejemplos que pudieran ser poco comunes u ofensivos para los demás. Por ejemplo, es posible que una pregunta de matemáticas relativa a las medidas de las bebidas alcohólicas en un pub no pueda utilizarse entre algunos grupos religiosos o culturales. Un ejemplo quizá no es importante, pero si el recurso se basara en la creación de un bar, podría dejar de ser accesible para muchos usuarios.

 

continúa con la siguente actividad...